Cómo triunfar en una reunión de trabajo

Categorías Emprendimiento

Uno de los requisitos básicos, mínimos en una oferta de empleo es sin duda el trabajo en equipo, pero… ¿por qué se ponen tan pesados con eso?

Te explico: tu sales de la universidad, de haber hecho trabajos en grupo durante 4 años como mínimo, y das por hecho que sabes trabajar en equipo porque diriges de la siguiente manera: la pregunta 1 tu, tu la 2, tu la 3, yo hago el power point y lo junto todo. Pero siento decirte, que el trabajo en equipo es mucho más complicado que eso.

Diferencias básicas de trabajos en grupo a trabajar en equipo:

  • No te dan unas preguntas a contestar del temario, es más, no hay temario. Partes de 0 y seguramente sobre algún problema gordo que le está haciendo perder mucho dinero a la empresa. Así que no puedes tomártelo a broma, no puedes cortar y pegar de google lo primero que pilles, tienes que analizar, sopesar, distribuir y trabajar.
  • No todos tenéis la misma formación, por lo que posiblemente no te enteres de nada en la primera reunión y menos si hay un informático de por medio.
  • Hay un problema, o algo a lo que buscar una solución, hay X departamentos involucrados, no depende sólo de ti, tienes que hablar con al menos 10 personas distintas, con conocimientos distintos, que posiblemente no entiendan a la primera lo que les quieres decir y que te recomiendo trates con paciencia.

Te preguntarás: ¿Y qué puedo hacer? tranquilo, yo te traigo la solución.

Aunque seas el último mono de la oficina, esto dirá mucho de ti, mostrarás tu liderazgo, ganas de trabajar y prosperar, pero sobre todo que te importa la empresa y te lo tomas enserio. Pasos que tienes que seguir para bordar la reunión:

  1. Antes de la primera reunión te toca empaparte del tema, para saber de lo que hablas. Es decir, análisis puro y duro. Qué departamentos participan, qué fase del producto pasa por cada departamento, cuál es el eslabón de la cadena que falla…
  2. Prepararte la reunión, es decir, tener una conclusión coherente de todo lo que has analizado, de cada uno de los departamentos y distintas soluciones para llevar a cabo.
  3. Una vez en la reunión, escucha lo que tengan que decir tus compañeros y contrástalo con tus conclusiones.
  4. Cuando hayan hablado todos y tengas información suficiente, muestra tu trabajo y explica el por qué de las conclusiones.
  5. Deja que cada departamento justifique sus actos y pregunta por cualquier solución, si a nadie se le ocurre, muestra las tuyas y espera la lluvia de críticas.
  6. Una vez concretada la solución distribuye el trabajo, quién tiene que hacer qué, en qué plazo, cómo debe hacerlo y por qué.
  7. Cuando haya quedado todo claro, acordar la fecha de la próxima reunión para analizar los resultados.

Debes mostrarte en todo momento comprensivo, en el mismo nivel que tus compañeros para no quedar de repelente o sabelotodo.

Ofrece tu ayuda a todos para lo que necesiten, cualquier duda, o problema, al fin y al cabo has analizado el tema a fondo y tienes un poquito más de idea que el resto, ya que no solo sabes lo de un departamento, sino lo de todos.

Un par de días antes de la próxima reunión, pide que te envíen los informes para poder analizar de nuevo todo y repite los pasos.

Ahora es tu turno, ponlo en práctica y deja la boca abierta a tus compañeros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *