El posicionamiento en la mente del consumidor

Categorías Emprendimiento

¿Qué tres marcas te vienen a la mente cuando te digo «cerveza», «ropa», «chocolate», «electrodoméstico»? Esas tres marcas son las que están posicionadas en tu mente como consumidor y eso es lo más complicado de conseguir, pero nada es imposible. Créeme.

Las dos primeras marcas seguramente sean las que uses habitualmente, la tercera tal vez la recuerdes de un anuncio que te llamó la atención. Y es que hoy en día la mayoría de los anuncios están creados con el fin de conseguir un buen posicionamiento en la mente del consumidor.

Es como el posicionamiento web, si no apareces en las primeras posiciones de Google, no existes. Pues pasa lo mismo cuando no apareces en las primeras opciones de la mente del consumidor.

Pero… ¿Tan difícil es conseguir uno de los primeros puestos? Aquí no hay publicidad pagada como en Google, la única manera de aparecer en ese ranking es con posicionamiento orgánico, es decir, que te lo curres lo suficiente como para que tu consumidor esté tan satisfecho que te prefiera a ti ante las grandes marcas. Y no es complicado de conseguir si conoces a tu público objetivo.

Si al definir tu nicho de mercado lo especificas tanto que podrías ponerle nombre y apellidos, es decir, su edad, sexo, hábitos, costumbres, gustos, aficiones, etc. Sabes cómo es y qué le gusta, puedes satisfacer su necesidad de una manera tan especifica y personalizada que no podrán competir contigo las grandes marcas.

Un buen asesoramiento previo a la compra, una garantía considerable, un servicio posventa inmejorable, un producto diferente que destaque en el mercado. En definitiva, darlo todo por el cliente.

Y de esa manera, si te digo «bicicleta» y eres un amante del ciclismo, posiblemente si mi empresa se dedica a restaurar y personalizar bicicletas en función de tu peso, medidas, hábitos y usos de ésta, la cual ya has usado, me consideras tu «mecánico» de confianza, por no decir, que posiblemente también seas mi amigo, mi empresa será la primera marca que aparezca en tu mente antes que una a nivel internacional.

Así que ponte las pilas, investiga quién es tu cliente y perfecciona tu producto y servicio al máximo, para conseguir el primer puesto del ranking más complicado del mercado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *