passion led us here

Hay muchos motivos por los que emprender un proyecto, una empresa, una idea o una forma de vida nueva.

Mis ganas llegaron sin esperármelo, pero desde entonces no me han dado tregua

Emprender es muy bonito pero a la vez muy duro, hay quien le tiene miedo, y es que, no todo el mundo sabe ser emprendedor.

Para emprender lo primero que hay que tener son ganas, lo segundo son ganas y lo tercero, también son ganas.

Porque si quieres puedes, encontrarás la forma de que se haga realidad esa nueva forma de vida, tienes que tener ganas de trabajar, de luchar, de motivarte cuando te caigas, de ser tu jefe, de echar 26 de las 24 horas que tiene el día en tu proyecto, de pensar en él durmiendo, de perseguir tus sueños, de vivir a otro ritmo.

Tus padres siempre van a querer lo mejor para ti, y en un primer lugar querrán que trabajes en una empresa, con un buen puesto y un buen sueldo. Los míos lo querían para mi, pero una vez que recorrí distintos puestos por cuenta ajena, se dieron cuenta de que mi potencial era mucho más grande, que ese trabajo se me quedaba corto, no me hacía feliz y me estaba desgastando, tenía que volar más allá. Por eso, en el momento que les dije que quería montar mi segunda empresa, no dudaron en que lo conseguiría. De hecho, me dijeron, sabemos que vales mucho y que te irá bien en la vida, hagas lo que hagas.

Al principio, mucha gente te va a decir que no puedes, que estas loco, que esa idea no tiene futuro, pero te repito, si quieres puedes. Nadie te va a empujar a emprender, sólo tu puedes hacer lo que quieres, si quieres.

Para mi emprender es lo mejor que me ha podido pasar en la vida, hago lo que quiero, desde donde quiero, con el horario que quiero y como hago lo que me gusta, estoy encantada de tener que trabajar. Trabaja en lo que te gusta y no tendrás que trabajar ni un sólo día, y llevaba razón Confucio cuando lo decía. Conozco a mucha gente interesante en networkings, conferencias, seminarios, cursos, porque esa es otra cosa para ser emprendedor la formación tiene que estar en el primer punto del día. El saber no ocupa lugar.

La vida da muchas vueltas, el mundo es un pañuelo, y nadie te regala nada, son tres frases que vas a descubrir en el mundo del emprendimiento.

Y es que al final emprender es como tener un bebé, tu idea es tu hijo y tendrás que crearlo, criarlo, cuidarlo, protegerlo y dejarlo ir cuando sea necesario.

Te animo si estas cansado de puestos de trabajo que no te gustan, en los que no te sientes realizado, en los que tu jefe es un cascarrabias o en los que directamente cobras una basura, que te plantees ir mas allá, pensar qué te gusta, qué se te da bien y si aún así no te queda claro, siempre puedes pedirnos ayuda.

Da el primer paso para emprender tu nueva vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *